Sí, Sí, Colombia

La celebración del primer gol de Colombia en su partido inaugural ha encantado a todos, en especial a los más acostumbrados a la formalidad celebratoria europea en donde ir más allá del grito de gol y la pila de futbolistas empieza a rozar el mal gusto. La celebración colombiana ha sido, por supuesto, encantadora, pero lo que a mí más me ha emocionado no ha sido el mapalé del asunto sino un breve instante en la carrera de Armero. El man hace el gol y sale en carrera pidiéndole a todos los compañeros que le den espacio que no se apilen todavía, que vengan con él hacia la banda que allá se encuentran todos. En medio de la carrera cae en la cuenta que no se ha persignado y entonces con gesto de disculpa de cómo se me ocurre semejante vaina que así no me criaron en la casa, lo hace, cumple su obligación y luego sigue en lo que iba, ustedes pónganse aquí, cuando les diga salten allá, y así.

(Lo de abajo es un videíto, click para verlo completo. click.)

Celebración

A post shared by @ojcar on

Un comentario en “Sí, Sí, Colombia

No más comentarios.