Mamen y Leo_1

Mamen y Leocadia llegaron al Bar en el minuto 35 cuando España todavía iba ganando y los parroquianos celebraban dominio y recuperación de viejos reinos con reyes nuevos y cervezas viejas y cervezas van y cervezas vienen euforia y energía buenos pases casi dos cero y sin embargo ellas se abren paso como dos viejas glorias del bingo lo harían sin prisa pero sin pausa arramplando banquetas ajenas y espacio suficiente para el luto riguroso como si hubiesen leído lo que estaba escrito

Mamen y Leo casi al unísono dijeron al camarero que estaban allí de penitencia y no podían beber que les pusiera por tanto unas copitas de tinto (para los cristianos viejos el vino es alimento) de espaldas al mundial pero de frente al mundo la pantalla a ellas no les dice nada sin embargo aquellas patas negras de jamón patarriba al fondo de la barra son el gol del empate

y aquella mancha de mercurocromo en el brazo derecho de qué es marca tal vez la señora padece una suerte de lupus eritematoso y resulta que es la bandera de España pintada con carmín y llega el descanso para los jugadores y para ellas mismas que vienen de muy lejos del Valle de Baztán o de Zugarramurdi con esa resignación y esa mirada de otro tintorro gracias y otra tapita de chorizo

pero quedan 45 largos minutos para encarrilar que somos los campeones y Flandes fue nuestra no lo olviden como siempre nos recuerda el ABC y Casillas el santo pero qué le pasó a ese muchacho después de parir a un carbonero se quedó como petrificado ni patrás ni palante las malas lenguas dicen que le ha afectado mucho la calvicie prematura y que ha probado con todo tipo de pelos de animales exóticos o de mal Agüero la Mamen pues pide otro tintorro porque tiene apetito y otro para la Leo gracias gracias

pero aquella lluvia torrencial como planificada por la prefeitura de qué era señal ya se sabe que siempre llueve en las ejecuciones y Mamen y Leocadia lo sabían por experiencia y por lecturas y lo sabían los verdugos y la inquisición porque Dios se lo dijo y todo el Valle de Baztán hasta Logroño coño falla Silva tras ese pase mágico del mago bueno de Castilla y las magas malas de Zugarramurdi de espaldas al mundial ya lo sabían y se miran como ciegas y piden otro tinto y otra tapa

sí que tienen apetito las señoras comenta socarrón el camarero y ellas entre risas se justifican sólo nos tomaremos cinco ni uno más ni uno menos es lo que nos toca hoy no van cuatro ya pregunta Leo yo ya perdí la cuenta dice el camarero

y otra vez ese Blind que lo ve todo columbra a Robben y le envía un pase con el que mágica y negramente destroza a otras dos viejas glorias no del highball sino del fútbol o viceversa y Mamen mira a Leo ciega de risa y le pregunta nos pedimos el otro o esperamos

Todavía no escampa dice Mamen mientras Leo sostiene la tapita y refresca el gaznate distraída las caras españolas son ya todas la cara de Del Bosque larga y antigua como una armadura o mejor como el Yelmo de Mambrino ahora en las manos de un barbero de Ceuta

Y pudo ser peor si nuestro arte no logra que ese cañonazo del pirata Van Persie se estrellara en el palo comenta ahora Leocadia mondándose los dientes con el mismo palillo con que pincha el choricito

Pudo ser peor pero es inevitable que Casillas vuelva a carbonizarse y que el árbitro no pite falta donde la hubo una cosa compensa la otra es el destino

y las caras se siguen alargando y Mamen y Leocadia van al váter y Casillas a santo de qué intenta un control como lo haría su abuela o peor nunca se sabe pero el cuarto es ya historia

y ahora sí Mamen y Leo piden el quinto y piden la cuenta y al atar cabos caigo yo en la mía y ciega de terror veo cómo el potro de Camas no puede a la carrera con un muchacho que parece un viejo y Casillas gatea por la grama

y el quinto se lo beben las brujas de un sorbito

y eso que el camarero como buen anfitrión les invitó a un sexto que aceptaron con dudas pero no rechazaron hambrientas como son Leo y la Mamen

pero ahí estaba el santo de qué menudo paradón con las dos piernas.