Blanco de indignación

Si quieren entender qué se siente ser el blanco de la indignación nacionalista que se alborota durante los mundiales lean esta nota del periodista deportivo canadiense Cathal Kelly (me encanta todo lo que escribe) sobre un comentario desafortunado que mencionaba canibalismo y Uruguay en la misma frase durante el mundial pasado.

Al respecto de los mensajes que recibió:

The tone was now a little worrying. Like, let’s-just-check-into-the-idea-of-buying-a-pitbull sort of worrying.

One I remember particularly: “I will find you, crack open your head and eat your brains.” Which I thought rather proved my point, but probably best not to mention it.

One correspondent kindly offered to show my wife what a real man can do.

“Is he going to come over and clean the eavestroughs?” she asked hopefully.

O sea:

El tono era un poco preocupante. Preocupante al nivel contemplemos-la-idea-de-comprar-un-pitbull.

Recuerdo uno en particular: “Te voy a encontrar, abrir tu cabeza a golpes y comerme tu cerebro.” Que pensé que demostraba mi punto, pero de pronto es mejor no mencionarlo.

Un corresponsal se ofreció cortesmente a demostrarle a mi mujer lo que un hombre de verdad puede hacer.

“¿Va a venir a limpiar los desagües?”, preguntó ella esperanzada.

Y aquí Kelly hablando bellezas de James Rodríguez. Los colombianos no somos los únicos entusiasmados con el fútbol de ese muchacho.